Distriktläkare

Distriktläkare
Mi consulta

sábado, 17 de febrero de 2018

Y llegó el momento de la despedida

    Ayer fue mi último día de trabajo en Suecia y en mi Vårdecentral: Närhälsan Dalaberg Vårdcentral en Uddevalla. Fue mi primer lugar de trabajo en este país y con el que más he crecido profesionalmente. 

    Un equipo de gran calidad humana y profesional, pero me gustaría destacar que sobre todo tienen una gran disposición al trabajo en equipo. 

    Me hicieron una despedida muy emotiva. A mi me fue difícil expresar todo lo que siento porque son muchos sentimientos encontrados: felicidad por volver a mi país/gente, pero tristeza por lo que dejo atrás; ilusión por comenzar un nuevo proyecto de vida pero también desgana pues la rutina es bastante cómoda; esperanza pensando en que todo sea mejor y miedo por el cambio; etc

    En estos momentos lo único que se puede decir es GRACIAS. 

  • GRACIAS, por la confianza que siempre han depositado en mi quehacer como médico 
  • GRACIAS, por hacerme partícipe de los nuevos proyectos
  • GRACIAS, por considerarme uno más 
  • GRACIAS, por compartir conmigo confidencias, miedos, enfados...
  • GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS
Ya habrá otro momento para mirar atrás y hacer otro tipo de valoración, pero hoy es simplemente un momento para estar orgulloso y agradecido por lo vivido.

Contraportada de un libro de recetas personalizado con las
fotos de mis compañeros del centro 




Últimas páginas  del libro

De izquierda a derecha: Isam (ST-läkare), Khaled (distriktsläkare),
Mohammad (underläkare) y con chaleco blanco Zaher (läkarassistent).



Con mi exjefa Katharina García-Blüme 


Con el enfermero de asma Emmanuelle

Con la enfermera de diabetes Sheyda

Con Lena, una de las secretarias



Con varias compañeras en el desayuno




4 comentarios:

  1. Desearte la mejor suerte, Ismael, no sin antes dejarte una noticia de la prensa de hoy (Faro de Vigo)

    http://www.farodevigo.es/galicia/2018/02/20/vuelvo-loca-suecia-30-minutos/1840895.html

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Lo había leído. Ella dice “no vuelvo ni loca”, pero en realidad vuelve una semana al mes a casa. En la balanza hay que sopesar todo: mejor salario, mejor calidad de puesto laboral y también relaciones sociales, clima, comida, familia.... en cada uno o en cada momento esta tirar para el lado de la balanza que se inclina más. Saludos

      Eliminar
  2. Mucha suerte Ismael!
    Te leo desde hace años, desde que me planteé irme a Suecia. Aunque al final no me fuera, aunque emigrara dentro de España, son muchos los sentimientos encontrados al leerte. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, la verdad es que ni todo es blanco ni todo es negro. Saludos

      Eliminar